El agua de lluvia es la forma mas pura de agua natural, contiene por término medio sobre un 0,003 % de materia sólida disuelta del aire.
La salinidad de un agua dulce puede definirse como la concentración de electrolitos, es decir en elementos químicos en disolución en el agua que se disocian en iones de carga positiva o negativa.

Las aguas dulces tienen un contenido total en sales que no sobrepasa 0,6 por mil mientras que la salinidad de las aguas marinas es de 35 por mil (35 gramos de sal por litro, de los cuales 30 g. son de NaCl). Las aguas con contenido de sal intermedio son aguas salobres. Al desembocar en el mar los rios depositan en él las materias en suspensión lo que aumenta la proporción de sustancias disueltas en sus aguas. Al evaporarse el agua _las sales no se evaporan_ aumenta la concentración de sales disueltas en el mar. Solamente sirven para el riego las aguas con una concentración salina inferior al 1%. Los cationes (iones de carga positiva) que predominan son el Sodio Na+ , el Calcio Ca++, el Potasio K+ y el Magnesio Mg++. Los aniones (iones de carga negativa) que predominan son el Cloruro Cl-, el Carbonato CO3--, el Bicarbonato HCO3- y el sulfato SO4--. El calcio y los Bicarbonatos suelen ser los mas abundantes en las aguas dulces de las regiones calcáreas mientras que el Cloro y el Sodio son los mas abundantes en las aguas marinas.
En resumen aproximadamente el agua de mar tiene un 2,7% de sales sódicas
, fundamentalmente cloruro; un 0,59% de sales magnésicas; un 0,14% de productos cálcicos y un 0,07% de sales potásicas.
Algunos mares que sufren una gran evaporación han ido concentrando mucho su salinidad a lo largo del tiempo, así el mar Muerto contiene un 22,8% de sales disueltas.

La forma más rápida y cómoda de calcular la concentración salina del agua del estanque es mediante un conductímetro. La conductividad del agua es mayor cuanto mas concentración en sales tenga así hay una relación directa entre los dos factores. Existen tablas que relacionan directamente los datos tomados por el conductímetro.
Otra forma menos precisa es mediante un densímetro ya que al aumentar la concentración salina también aumenta la densidad.