ESTANQUE-PISCINA DE 85.000 LITROS

Introducción

Para los aficionados y profesionales más puristas en este mundillo de los kois imagino que este artículo no tendrá demasiado interés, en poco se parece esta idea de estanque con lo que estamos acostumbrados a ver en la mayoría de estanques convencionales y tampoco pretende ser un modelo de instalación para albergar unos ejemplares exclusivos. Sin embargo, es posible que aporte alguna novedad o de un enfoque distinto e interesante para todos aquellos que no solamente disfrutan de los kois, sino también de la naturaleza en general y, en particular, de la vida que se crea en torno a un estanque.

El planteamiento surge a partir de la experiencia con mis primeros estanques y las sucesivas mejoras a lo largo de los últimos quince años, pero sobre todo desde mi ingreso en la AEK, de la mano de José Antonio de Frutos, amigo y vecino. Desde luego habría sido muy difícil, imposible más bien, para mí acometer una obra así si no hubiese sido por los buenos consejos que he aprendido de los socios de la AEK, en artículos y reuniones, y a la ayuda de José Antonio, que con bastante paciencia y buen humor ha aguantado la infinidad de dudas y contratiempos que han surgido a lo largo de la obra. Las horas que ha empleado en orientarme y enseñarme lo que él ha experimentado con tanta pasión en sus estanques, con sus inventos y su ingenio son de agradecer enormemente. El resultado de esta aventura espero que no os deje indiferentes.

 

Planteamiento

         Resumiendo diré que el nuevo estanque tendría unos 85.000 litros, sería de obra, con impermeabilización de poliurea (un tipo de polímero proyectado), la filtración sería a través de kaldnes K1 estático, con el sistema “airlift”, según la idea de José Antonio de Frutos, funcionando exclusivamente con bombas de aire, el vaso llevaría cuatro botton drain y tres skimmers, haría una caseta para alojar el filtro, bombas y demás parafernalia, con salida del agua depurada, a modo de riachuelo, al estanque. Quería hacer unas terrazas y huecos en el interior del vaso para tener plantas y dar un aspecto más natural a todo, además tenía la idea de podernos dar un baño como si fuera una piscina natural, así que más valía que todo funcionase correctamente o la liaba parda. A continuación, en el reportaje gráfico, iré ampliando los detalles de la obra y la instalación.

 

Desmontando el viejo estanque y replanteo de la obra

Recuerdo que Diego Jordano, en una de las reuniones anuales de la AEK, me dijo que era una pena quitar ese estanque tan bonito y con tanta vida. Desde luego que me dio pena, mucha, pero ya estaba bastante mal la loneta de PVC y había tal cantidad de nutrientes que los nenúfares casi eran trepadores y del tamaño de una boina. Mucha vida, ya lo creo, desde tritones jaspeados y gallipatos a las ranas, libélulas, montones de pájaros siempre en los alrededores y los ciento y pico peces variados hacían que aquello fuese un auténtico espectáculo. Todo mezclado, y yo creo que en equilibrio, pero sin posibilidad de ser otra cosa que eso: una charca en mitad del jardín a punto de irse al garete. No tenía prácticamente filtración, las pérdidas de agua eran constantes y el fondo era un fangal. Había que tomar una decisión urgente y evitar temblar con la cuarta mejora, seguramente no definitiva, pero ya bastante más seria que las anteriores.

 alt

               Los nenúfares se salen del agua debido a los nutrientes que hay en el fondo. No había botton drain.

          alt

                                     La mayoría de las plantas, entorno al estanque, las recuperé para el nuevo diseño.

            alt   

                                            El viejo vaso donde se aprecian las ruinas de la caseta del filtro de piscina. 

              alt 

    El nuevo estanque llegaría a tener unos seis metros más de largo y otros dos más de ancho. Con el lodo que sacamos del fondo abonamos el jardín para todo el año.

                             alt                              El primer error fue calcular mal el volumen de tierra que iba a salir. Evidentemente la tierra compactada ocupa menos que cuando está movida. Fueron 26 contenedores, de 11m3, los que salieron. Hay empresas de contenedores que se lo llevan gratis si es buena tierra vegetal, eso lo supe después.

                          alt                   

El vaso llevará cuatro botton drain, tres skimmers y cuatro bolas aireadoras, ubicadas en el fondo, junto a los botton drain. Este es el primer replanteo del vaso. En el extremo iría la caseta para la filtración.

       alt

En otro ángulo del vaso. Se aprecia ligeramente los diferentes niveles de fondo y las terrazas para plantas, posteriormente el grado de inclinación del fondo sería mucho más acentuado para facilitar el drenaje hacia los desagües.

 

Caseta para el filtro y aljibe

 

alt 

Dibujo orientativo de la caseta para todo el sistema de filtración y riego.

alt 

Aprovechando la ubicación de una vieja arqueta de riego, la cual quiero integrar dentro de la caseta para construir el aljibe de aguas sucias y colocar encima el filtro, bombas de aire y sistema de riego existente para el jardín.

alt

Las medidas del aljibe son de 2.30 de largo, 1.50 de ancho y 1.10 de alto. El agua sucia se aprovechará para el riego de jardín mediante una bomba convencional.

alt

Así llegan los 7 tubos de 110mm. de los airlift a la caseta del filtro, cuatro corresponden a los botton drain y tres a los skimmers.

alt

Fábrica de ladrillo enfoscada para el aljibe y base de vigas de hierro para el contenedor del filtro y tapas de arqueta para acceso al aljibe.

alt

Es muy importante la colocación de los tubos de PVC en los laterales de lo que será el filtro, ya que el movimiento del kaldnes, que formará todo el material filtrante, deberá aprovecharse al máximo formando una corriente hacia la compuerta de salida del estanque, lo veremos más adelante. No dejé ninguna llave de corte hacia el filtro, mal hecho ya que sería más cómodo para trabajos dentro del filtro.

alt

Aljibe enfoscado con tierra muy fina, al igual que todo el vaso del estanque, para conseguir una superficie lo más lisa posible y que las partículas resbalen hacia el fondo del aljibe, también con bastante desnivel y un pequeño pocillo central donde se depositarán los sedimentos más pesados, evitando atascar la bomba de extracción.

alt

He aprovechado las tapas de la arqueta vieja para ocultar el aljibe, para hacer de suelo y para poder acceder a su limpieza cómodamente. El contenedor para el kaldnes también lo vemos casi terminado.

alt

Al interior del filtro llegan los tubos de los skimmers y botton drain, posteriormente irán suplementados con otros trozos de tubo, ya sin pegamento, para conseguir la altura exacta del nivel de agua del estanque. Dejamos una separación entre los tubos y las paredes para poder trabajar bien con el enfoscado y con la impermeabilización. Dentro del filtro hay dos desagües, con tubo de 2”, si hubiera puesto tubos de 110mm. para un vaciado más rápido tendría seguramente que haber utilizado algún tipo de malla para que no se saliera el kaldnes al aljibe, así es más lento pero suficiente ancho como para desaguar hojas o sedimentos más grandes.

alt 

Lado izquierdo del filtro. La altura de los tubos debe ser lo más aproximada al nivel óptimo de agua del estanque. Se pueden quitar fácilmente para provocar un caudal de agua mucho mayor al tener menos altura que el nivel del estanque y así arrastrar los sedimentos más pesados. Dentro de estos tubos es donde van las bolas aireadoras, a un metro de profundidad, los airlift , provocando que las burbujas impulsen la salida de agua a borbotones por la boca de estos tubos.

En las zonas conflictivas de fugas de agua dimos una segunda mano de impermeabilizante de otro color. Se puede ver una lámina de metacrilato entre los tubos y el contenedor de kaldnes. La parte inferior de la lámina esta abierta para obligar el paso de agua de abajo hacia arriba, atravesando la mayor cantidad de kalness.

alt

Lado derecho del filtro. En este lado únicamente llegan tres tubos, uno del botton drain y dos skimmers. A la izquierda se ven los tubos que llevan el aire a las bolas de aireación del fondo del estanque.

alt

Vista cenital del filtro. Quise probar, con malla de plástico, a hacer una cesta para evitar que el kaldnes saliese por los desagües del filtro pero la he terminado quitando porque se llega a obstruir y no se produce una buena limpieza del kaldnes. Solamente he conservado la malla que separa el filtro de la compuerta de salida del agua depurada.

alt

El error más importante que he cometido es hacer demasiado pequeña la compuerta de salida y es que es mucho caudal el que se genera con las cuatro bombas de aire y llega a reducir el volumen de agua filtrado. Se aprecia el color blanco intenso del kaldnes K1, después de dos años ya está maduro y es completamente negro, las bacterias trabajan a pleno rendimiento.

alt

He utilizado exclusivamente bombas de aire para mover el agua. El filtro, con Kaldnes estático, funciona con 4 bombas de aire Hailea V60, de 35 w cada una, conectados a 7 airlifts de 110 mm de diámetro que bombean agua de los 4 botton drain y de los 3 skimmers. El volumen de agua que mueven provoca un auténtico río a la salida del filtro. Con 140 Watios se obtiene un caudal de unos 72.000 l/h. Están trabajando con dos botton drain cada una o con dos skimmers, salvo el skimmer central del estanque que trabaja con una bomba dedicada. Las otras dos bombas Hailea son para los cuatro aireadores del fondo del estanque y para los aireadores del fondo del filtro, para la auto-limpieza del kaldnes.

Copiando la descripción que hizo Diego Jordano en el vídeo que realizó del estanque y colgó en Vimeo (http://vimeo.com/31775244), el proceso de limpieza del kaldnes K1 está automatizado con temporizadores que de forma secuencial:

1.     Se desconectan las bombas que hacen funcionar los 7 airlifts.

2.  Después de 5 minutos de reposo del kaldnes, se activa un 5ª bomba de aire conectada a difusores que agitan el K1 para que se limpien durante 1 hora.

3.   Se activan dos bombas de 15 Watios sumergidas en el interior del filtro y evacuan el agua sucia durante 5 minutos al aljibe para su reciclaje en el jardín. El filtro tiene un fondo con pendiente hacia dos sumideros, que permiten un rápido drenaje.

4.   Nuevamente se dejan 10 minutos de reposo y se conectan de nuevo las 4 bombas de aire que alimentan a los airlifts.

Una bomba de aire adicional se activa ocasionalmente mediante un temporizador durante 3 horas por día para airear los 4 BD y facilitar la absorción de suciedad del fondo.

alt

A partir del inicio de la primavera conecto esta lámpara UV, de 70W, recomendación de Bruno, al que también agradezco su ayuda y honestidad. Está sumergida en el propio filtro.

 

La obra del vaso

Finalmente el estanque será de unos 85.000 litros, con una longitud de unos diez metros, una anchura variable hasta los seis metros y una profundidad de 1.80 a 2.00 metros. 

 

alt

La colocación de los tubos de PVC merece un cuidado especial, cualquier empalme mal hecho puede llevar al traste toda la obra. Cada pieza se limpio cuidadosamente y utilizamos un buen pegamento, aquí no hay que tener prisa o escatimar con el material. Antes de encofrar la base y enfoscar las paredes se hizo una prueba de estanqueidad durante dos días.

alt

En los ángulos cuanto menos grados de angulación mejor. Los skimmers están colocados frente a la corriente que generará el propio filtro, así se tragarán el máximo de hojas y partículas en suspensión.

alt

Las paredes son de ladrillo macizo a medio pie y en la parte posterior se colocó lona de PVC para evitar raíces, no creo que sea necesario pero mejor está.

alt

Terrazas y desniveles definitivos a falta de enfoscar e impermeabilizar.

  alt                                 alt

No he encontrado en el mercado ningún skimmer con salidas de 110mm. Como todo el sistema se basa en el volumen de agua que se mueve, cuanto más caudal de agua se traguen los skimmer y los botton drain, mejor será la depuración. Así que, no arriesgándome a romper la base del skimmer para que entrase el tubo de 110mm., lo conecté de esta forma y dejé abierto el tubo de PVC detrás del skimmer, al mismo nivel. El resultado ha sido bueno, pero acerté de casualidad. Solamente hay un skimmer con la boca ancha, todos deberían haber sido así, funcionan mucho mejor. El dibujo es cedido por Diego Jordano, que captó perfectamente la idea.

alt

Totalmente enfoscado con arena la más fina posible y bien liso. Aquí se puede apreciar el cono que forman los desagües para favorecer la sedimentación.

alt

Otro ángulo del estanque con la caseta de filtración al fondo, ya prácticamente terminada.

alt

Detalle del canal de salida del agua filtrada. Una pena no haberlo hecho mucho más ancho.

alt

Los tubitos que salen del fondo son para las bolas aireadoras. Estas bolas no sólo airean el agua, también crean una corriente de inducción entorno al botton drain y arrastran la suciedad hacia el filtro. Todo listo para impermeabilizar.

alt

Después de limpiar perfectamente la superficie se aplica una buena mano de imprimación, es fundamental para el buen agarre de la “poliurea”. También evitará que salgan burbujas de aire.

alt

En los botton drain se colocó maya de fibra para fortalecer la impermeabilización, aunque no es necesario, la poliurea sella perfectamente entre el plástico y el hormigón.

alt

Terminada la imprimación.

 

alt Estos son los tres productos de los que se compone la poliurea.alt 

 

 

 

 

 

Se hace una prueba de pulverización y se comprueba el grosor que se va a aplicar. En este estanque se dieron entre 2 y 3mm. de espesor.

alt

     

 

 

Con esta máquina especial se prepara el producto para ser proyectado.

   

                                                                                                                                            

alt

La poliurea se proyecta a 200º de temperatura y en dos segundos está seca, pero es importante protegerse bien y proteger el entorno. Una vez aplicada no desprende sustancias contaminantes ni residuos, es ideal para depósitos de agua potable, piscinas o estanques, eso sí, no es un producto barato, unos 35€/m2.

alt

Hubo un problema con la pistola de pulverizar y no se pudo terminar la obra en el día, pero lo más normal es que en 2 ó 3 horas se hubiese hecho. Muy importante es elegir bien a la empresa que lo va a aplicar, yo no tuve esa suerte con Wobna, muy poco formales, tuve que esperar más de un mes para que lo terminasen correctamente.

alt

El acabado es perfecto. Se puede pisar, poner piedras encima, limpiar con un cepillo duro… y lo más importante es que no contamina y apenas sufre deterioro con el paso del tiempo, eso dicen.

alt  Así quedan sellados los botton drain. Después de casi dos años no hay cambios en la poliurea y no hay la más mínima pérdida de agua, salvo la que se evapora.

alt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     

       

                Skimmer terminado.

 Se puede ver que hay goterones de poliurea, se debe al exceso de producto y a la deficiente aplicación. 

alt

                     Impermeabilización terminada.

alt

Colocamos las primeras plantas, piedras y demás adornos. Listo para el llenado.

 

alt

 

 

 

Como la intención es que el estanque sirva para darse un bañito de vez en cuando, se construyó una escalera.

 

 

Y por fin llegó el momento de llenar la nueva charca.

 

alt

Mi amigo Armando y sus secuaces fueron los auténticos currantes de toda la obra. Un buen fichaje y buena persona. 

alt

Resulta que la caseta del filtro es lo que más gusta a la gente.

alt

Llegué a pensar que nunca vería este momento. Fueron casi seis meses de obra, con parones, claro. 

alt

Poco a poco va tomando forma.

alt

A los dos meses del llenado llegaron los primeros inquilinos, regalo de José Antonio de Frutos y unos alevines de Diego Jordano. Ninguna baja hasta la fecha, salvo los que  se han zampado una garza real y un martín pescador que viven por aquí.

alt

Y llegó el primer otoño…

alt

Y el primer invierno…

alt

Después de dos años el estanque está lleno de vida, la filtración funciona y el resultado ha sido mejor del esperado... aunque siempre hay cosas que hacer, claro que de eso se trata. Pero desde luego lo que es una maravilla es disfrutarlo cada día, poderse dar un baño y nadar rodeado de plantas, kois, ranas y demás animalitos que habitan este estanque. Es una experiencia que recomiendo a todo el mundo.

Mi agradecimiento a las personas que me han ayudado y participado en este proyecto.