Experiéncia única de comer sibarita rodeado de kois.

 

Experiéncia única de comer sibarita rodeado de kois.


En compañia de mi mujer fuimos dispuestos a saborear la cocina del restaurante Indochine Ly Leap, llamamos a principios de semana para reservar mesa y poder apreciar personalmente la sensación de comer sentados en una mesa a nivel del agua de un estanque envolvidos por los kois.

El propietario del restaurante Ly Leap de origen camboyano, con 13 años huyo de su país, exiliandose en Paris, trasladandose posteriormente a Barcelona, donde lleva 26 años. Este es el segundo restaurante que dispone en la ciudad de Barcelona. Sus conocimientos de cocinero són complementados por sus nociones de decorador y de jardinero. El restaurante ha sido diseñado integramente por el.

Después de dejar el metro nos encaminamos hacia la calle Muntaner, 82, en la Eixample de Barcelona, caminando por la calle no se observa en la entrada del local ningun detalle estridente para llamar la atención. Si vais despistados paseando por la acera, podeis pasar de largo, como nos paso, y tendreis que retroceder sobre vuestros pasos al daros cuenta.
1.- Foto de la entrada al restaurante Ly Leap


Entras en su interior por unas grandes puertas acristaladas, transparentes y automáticas, empiezas un viaje sensorial hacia la selva, pasas delante de la barra formada por un tronco de arbol pulido, donde somos atendidos y nos acompañan hacia el interior del restaurante nos vamós fijando en la decoración del local, la paredes estan cubiertas por reproducciones de esculturas apsaras de la cultura Angkor situada en la antigua Camboya, oyes el agua como empieza ha hacerse omnipresente con cascadas situadas en las paredes.
2.- Foto cascada de agua situada en una pared lateral.


Pasas por el lado de la cocina amplia y moderna situada en el centro del local con cristales transparentes y observas a los cocineros en pleno trabajo.
3.- Foto de la cocina.


La vegetación compuesta de bambues, de orquideas omnipresentes, las plantas de nenufares protegidos por mallas, complementos de velas. El firme canvia, la mitad de los 700 m2 que tiene el local, empiezas a caminar sobre las pasarelas de teca de Indonesia, ves a los primeros kois vigilantes en la zona de camareros, intento fijarme en las variedades que conozco y observo kohaku, sanke, asaji, koi mariposa. Hay varios de grandes, una hembra blanca de 70 centimentros.
4.- Foto de las pasarelas y de las mesas con la vegetación alrededor.


El comedor presenta diversos ambientes:
Un espacio lateral que te sientas en mesas de troncos y sillas tradicionales.
5.- Foto de las mesas de postura tradicional, con las reproducciones de esculturas apsaras de la cultura Angkor.


Otro espacio, en la parte posterior del local se situa el estanque, conformado por una mezcla de canales y de pasarelas y en su parte central se levanta una cabaña camboyana auténtica importada pieza a pieza, en su interior alberga un espacio diferenciado con mesas y sillas.

Alrededor de la cabaña se situa la pasarela y a ambos lados se localizan las mesas a nivel del agua dispuestas para dos o cuatro personas, dos plazas por lado. Las superficies de las mesas són de madera pulida, incluso las hay de una sola pieza de tronco de arbol, o de piedra pulida, todas de forma rectangular. Para sentarse hay bancos de madera sin respaldo con un cojin. Puede resultar un poco complicado para situar las piernas debajo de la mesa y luego para alzarse del lugar.
6.- Foto de una mesa a nivel del estanque con los kois.


El estanque puede medir unos 12 metros de ancho por 30 metros de largo con una profundidad de 0’40 metros, segun me comento no podia medir mas de 0’50 m de profundidad siguiendo la directrices de los servicios técnicos del ayuntamiento de Barcelona y que no habia problema con el agua si esta era de movimiento continuo y no estaba estancada para complir la normativa sanitaria del ayuntamiento.

La luz natural entra por cuatro claraboyas situadas encima de la zona del estanque, en verano no pueden asignar las mesas que se encuentran situadas debajo de las mismas por el calor que dan. En esta zona tienen los nenufares y la mayoria de las plantas.

Nos sentamos en la mesa asignada y la camarera nos informo que no habia carta para elegir los platos, que se habia de escoger entre los tres menus de degustación que habia: el basico compuesto por ocho platos y dos postres salia por 38 €, luego habia el menu medio de 50 € que se componia de 10 platos y el menu completo por 60 €, del número de platos no me acuerdo.

Elegimos el menú basico.

Entre plato y plato me voy levantando para realizar fotografias, y pongo el dedo en el agua cuando pasa un koi, este chupa el dedo y van apareciendo otros en un abrir y cerrar de ojos tengo más de veiente kois que vienen a sorber el dedo.
7.- Foto poniendo la mano en el agua, acudiendo los kois rapidamente al lugar.


La comida que realiza una evolución de la comida camboyana con influéncias de las Vietnamita y la Tailadesa. Utiliza técnicas tradicionales para elaborar recetas modernas

Los sabores que lo caracterizan especialmente són el coco y el pìcante

8.1.- Buñuelo de carne / rollo al estilo de Saigon (no estoy seguro del nombre).


8.2.- Langostinos con salsa de mango verde.


8.3.- Canelón de harina de arroz al vapor.


8.4.-Pato con crema de gengibre.


8.5.- Brocheta de ternera macerada con citronela con hoja de laurel.


8.6.- Lassaña de arroz al vapor al mar y a la montaña.


8.7.- Paté de cerdo y pato con ciruelas.


8.8.- Pato perfumado con hoja de magnolia y con salsa de tamarindo.


8.9.- Arroz negro con crema de coco (no realize la fotografia) –primer postre-.


8.10.- Flan de coco –segundo postre-.


Al finalizar la comida dimos una vuelta por el restaurante, y vimos al Sr. Ly Leap, nos presentamos y nos enseño los kois y le realizamos algunas preguntas.

El restaurante quiere reproducir sus recuerdos de infáncia en Camboya que habia mucha afición a los kois, su família los tenian en una reserva de agua de la casa y cuando les daban de comer los llamaban con un sonido concreto y a la misma hora para que los kois se acercaran a comer.

En la proxima primavera, en el jardin de su casa, piensa contruir un estanque mixto para kois y plantas de 10 metros por 6 metros con una profundidad de 0’80 metros a 1 metro. Donde piensa poner flor de Lotus peró hasta que las plantas no esten desarrolladas no va ha poner los kois, me comenta que las plantas una vez adultas los kois no las tocaran por las espinas.

Para aislar el estanque del restaurante le puso una lamina plastica negra que se adhiere al firme, no me pudo concretar de que tipo era.
Tiene dos eskimers a un lado del estanque que recogen el agua y mediante una tuberia que pasa por debajo del estanque, el agua es subida al filtro que se encuentra en la azotea del restaurante. El agua retorna al estanque por unos surtidores situados dentro del mismo.

9.-Foto al lado del pez se encuentra uno de los surtidores que alimentan el estanque.


El agua que utiliza es del sistema de aguas potables de la ciudad de Barcelona y no le realiza ningun tratamiento al agua que llega al estanque directamente del grifo.

Para preparar el agua previamente a la introdución de los kois, puso en una jaula quinze o veinte cometas dentro del estanque para favorecer la introducción de las bactérias nitrificantes y al cabo de un tiempo introdujo los kois.

Sobre la procedència de los kois, los compra a un mayorista amigo suyo que se llama Adolfo y que tiene las instalaciones en Vilassar de Mar, en Barcelona y antes las tenia en el Delta del Ebro, en Tarragona, tambien le compra los sacos de pienso de 50 Kg, el qual también le proporcionará un nuevo filtro más potente procedente de Holanda para poner en el estanque del restaurante.
10.-Foto de los kois.


Tiene diversas variedades de kois peró desconoce su nombre, el mira los kois en el estanque de su amigo Adolfo y le pide que le saque los que le gustan, no hace una colección concreta y de los que dispone en su estanque los hay de los tipos “A” y “B”.
11.-Foto de los kois.


El primer koi que puso en el estanque es el único que tiene nombre se llama “Josepe”, un koi de color rojo, este se le lanza a las manos con una fuerza como si fuera un perro.
12.-Foto de los kois.


Mientras hablamos, les da pienso y los kois se arremolinan como locos, -ya me gustaria que se comportaran así los que tengo-. Les da comida una vez al dia. Me comenta que no le gusta que los comensales les den la comida que sirve en su restaurante, que ha tenido algun problema con algún cliente por esta actitud.
13.-Foto de los kois.


Comenta que sabe diferenciar los sexos de los kois por la forma del cuerpo, los machos són mas delgados que las hembras. Tenia una hembra muy grande y los machos la perseguian hasta que puso huevos y desapareció, no la ha encontrado. En el estanque ahora tiene más peces de los que puso procedentes de la cria de los mismos, los quales tienen unos colores diferentes a sus padres. También tiene un koi mariposa y un asagi procedentes de regalo de amistades.
14.-Foto de los kois.



Nos despedimos y le agradecimos la atención recibida, y atravesamos la puerta acristalada volviendo hacia la jungla de cemento.