Visita al Holland Show d’Arcen 2012.

El viaje lo realizamos con mi mujer, utilizando el Nissan Almera Tino,. Con un recorrido de 1.350 Km. hasta llegar a Arcen, pasando antes por Luxemburgo, Maastricht i Venlo.

En Luxemburgo llenamos el deposito de gasoil a 1,308 €/L, en Francia puse lo justo para pasar la frontera a 1,540 €/L. Me parece que en España iba a 1,430 €/L.

Si llegáis en coche a Arcen, podéis ahorraros el aparcamiento si lo dejáis en la entrada del pueblo, no tiene zona azul.

La visita al certamen la dejamos para el sábado18 de agosto. El día antes, el viernes, nos acercamos a las taquillas a preguntar los precios, horarios y condiciones.

 

 

Puente de entrada al castillo de Arcen, (viernes).

Módulo prefabricado utilizado como despacho de las entradas.

Había unas taquillas provisionales situadas en un módulo prefabricado con seis personas vendiendo entradas, no había mucha gente haciendo cola.

El precio de la entrada 16,5 €, te daba derecho a visitar el certamen y los jardines del castillo, son tan grandes como el pueblo entero de Arcen.

Horario de las 09:30 a las 18:00 horas, podíamos salir del recinto y volver ha entrar si previamente te ponían en el dorso de la mano una marca de tinta azul que representaba un koi.         

El sábado, me puse el polo azul de la asociación AEK y nos acercamos caminando al certamen, a las 10:00 la cola era mayor que la del viernes, llegaba al medio del puente que atraviesa el foso de agua de la entrada al recinto del castillo, en el agua turbia se observaban ejemplares de koi de gran tamaño, digamos de “los otros”.

Un gran surtidor lanzaba el agua hacia arriba dando la bienvenida a los visitantes. También había nenúfares pero sin flor, me parece que durante la estancia en Holanda no vi ningún nenúfar con flor.

 

Nos pusimos en la cola, delante nuestro había un señor con un carro de madera (de los que vemos que arrastran los niños que salen en las películas americanas), mas adelante descubrimos la finalidad era para trasladar los sacos de pienso hasta los coches, también los vendedores te dejaban carros.   

El personal de la organización comentaron a la gente de la cola que había más vendedores de entradas en la parte posterior del módulo, yo como no entendí pero lo deduce, me fui raudo hacia la parte posterior del módulo prefabricado.

Observamos como algunos visitantes junto con el dinero llevan tickets de color blanco, creo que debían ser vales de descuento, había un visitante que incluso los dio a los más cercanos a él porqué le sobraban.

Cuando me toco turno les pedí dos entradas y les dí un vale descuento que servía para descontar 2,5 € por persona para visitar el jardín del castillo de Arcen y lo aceptaron, pase de pagar 33 € a 28 €.

En la Web del castillo de Arcen se pueden comprar las entradas y te hacen un descuento de 1 €, en la Web hay un recuadro para poner los códigos de algunos expositores del certamen que puedes encontrar en sus páginas Web y te hacen una rebaja del 20 % o sea 3,30 €.

 

Una vez recogidas las entradas las enseñamos al portero situado de pie al lado de una valla y entramos, a la izquierda quedaba el castillo situado dentro de un segundo foso con agua, donde se observaban kois y nenúfares:

 

Castillo de Arcen situado en medio de otro foso y unido a tierra por otro puente.

A la derecha quedaban otras edificaciones complementarias que acogían un bar restaurante y la sala normal de venta de entradas del recinto donde había  las dependientas que hoy no vendían entradas para visitar el jardín. Los visitantes se aglomeraban delante de ellas y no entendíamos el porqué del hecho, veíamos que compraban unas fichas blancas, luego vimos que servían como moneda para pagar las consumiciones realizadas en los diversos bares del interior del recinto del certamen.

Salimos de la sala y pasamos por diversos caminos quedando a nuestra derecha el acceso de los jardines del castillo.

Llegamos a la entrada del certamen, había diversas personas de la organización que nos entregaron una bolsa con propaganda de algunos expositores y un pin. También el folleto del certamen que contenía el plano del mismo.

A la derecha bajo la sombra de los árboles había una construcción provisional de planchas de hierro y cubiertos por una lona, donde se realizaban las conferencias sobre los kois “Koi University”, en su interior había una pantalla y en las diversas ocasiones que pase por delante observé a una persona de pie explicando las imágenes de un filtro de presión con sus conexiones y la de un koi con las entrañas abiertas, habría unas cinco personas sentadas.

Había un plano con las diferentes zonas de estands: la de bonsáis, la de peces de acuario, complementos del jardín, zona de actuaciones.

Ya entrando en el certamen los dos estands de la derecha pertenecían a la organización, contenían material de merchandising: había hojas de diversos tamaños y precios con las variedades de kois, había camisetas, gorras, ropa interior, etc., con el dibujo del koi.

  

         Almohadillas para ordenadores y ropa interior con dibujos de kois.

Observamos que también vendían Niboris, compramos uno de grande y negro, había más en otros estands en que variaba la calidad.

A mano izquierda de la entrada quedaba un estand que era una tómbola de productos relacionados con el Koi, perteneciente a la organización,  un poco mas atrás había un estand con terraza para el descanso de los voluntarios de la asociación holandesa organizadora.

Delante teníamos los 75 estanques azules que contenían los kois que participaban en el concurso, algunos de vacíos, otros con ejemplares grandes, la mayoría eran de tamaño mediano.

Empezamos el recorrido por la derecha donde se mezclaban los estands con productos para los estanques combinados con la venta de kois de diversos tamaños y precios. Empecé a llenar la mochilla de propaganda de los diferentes estands.

Venta de Yamabukis, en algunos estants los precios se veían tachados, con nuevos precios rebajados (segundo día de obertura).

No compramos ningún koi, pues estábamos de ruta turística y no íbamos a volver hasta al cabo de unos días. Mirando las páginas Web de los expositores no todos eran kois japoneses, podían ser de Taiwán, Israel o nacidos en Europa.

Para facilitar la venta nada mejor que una cara bonita, una de las vendedoras del estand de Taiwán, también podéis observar los precios.

                      Bombas de gran caudal y de poco consumo.

También había estands de revistas dedicadas al mundo del Koi, al menos tres. Entramos en el estand de Koiquestion y uno de los colaboradores nos regaló unas pulseras de plástico negras, nos pareció que las entregaban a todos los visitantes que participaban en el concurso que realizaban que consistía en acertar sobre la variedad que pertenecían los kois que te enseñaban en una lámina y otras preguntas similares.

                               

Este colaborador se había fijado en el anagrama de la asociación del polo que llevaba  y estaba muy interesado en saber la cantidad de socios que éramos y si disponíamos de alguna revista del mundo de los kois, le anoté la dirección de la Web de la asociación.             

   

     

      Material acumulado delante de los estands para ser vendido y ambiente.

 

                            Exposición de material de filtración.

Continuando el paseo por los estands bajo un calor sofocante, estábamos a 34º, buscábamos las sombras, había un estand para los niños en el cual podían dibujar o pescar patos con una caña, parecía una guardería para distraerlos  mientras los padres se paseaban por el certamen.

 

                                Exposición de material de filtración.

   

Demostraciones de funcionamiento de los kits de filtración, y oferta de estanque provisional de cámaras.

 

La principal atracción, la recirculación del agua utilizando solo las bombas de aire. Había diversos expositores haciendo demostraciones.

Continuamos caminando por las siguientes calles de estands, el contenido de los mismos cambió, había uno dedicado a elementos de porcelana, jarras, vasos, platos con dibujos de kois, al lado había un estand que vendían joyas con poderes energéticos (??), al lado otro estand con butacas y recipientes transparentes que contenían peces “garra rufas” para que se comieran las pieles muertas de los pies, este hecho también lo vi en otro lugar turístico holandés.

 

Expositor de piedra artificial, con linternas japonesas y dragones.

Continuamos caminando y pasamos por la zona de los bonsáis.

 

 

                Torii desmontable hecho de chapa de madera. Había varios.

 

        “Pequeños” bonsáis para poder llevar en el coche.

 

       Zona de los bonsáis.

 

                                                                                                                         Diseño de jardines.

Llegamos caminando hasta la zona de actuaciones del grupo de percusión de estilo japonés, por suerte en ese momento no actuaban, cuando actuaban se les oía desde el otro lado del pueblo.

                           Tambores esperando a los músicos.

Nos volvimos por la siguiente calle entre los estands; asociación de perros japoneses, otro de diseño de jardines, otro de tratamiento de las aguas, otros de venta de reproducciones echas de piedra artificial para el jardín. 

 

      Estand de figuras de piedra artificial para el jardin.

 

          Algunas de las piezas eran de granito natural y el precio aumentaba.

 

                    Cuadros monotemáticos sobre los kois de recuerdo.

Había un estand de veterinaria “KoiDoctor” que vendían libros dedicados a las enfermedades de los kois, en alemán, francés, holandés e inglés. Observamos como los visitantes le hacían preguntas al expositor, que debía ser veterinario y éste les aconsejaba. También vendían microscopios.

 

 Análisis electrónico de los parámetros del agua del estanque controlados por el ordenador, en caso de peligro te envía un SMS al teléfono, hay que pagar una cuota mensual.

  Visitamos de manera rápida la carpa de los peces de acuario.       

   

Muestra de peces de acuario.

 

Semiesferas rellenas de agua para que los kois suban por encima del nivel del estanque, de 70 cm de diámetro y de 40 cm de diámetro.

 

         

                              Fuentes, curiosa la de forma de torre Eiffel.

 

En la zona de venta de piensos que era la mas cercana a la salida que daba a los aparcamientos un distribuidor/fabricante de piensos tenia estanques con esturiones y espátulas americanas (American Paddlefish-Polyodon spathula) que seguro que alguno de vosotros se hubiera llevado unos quantos y a buen precio.

Esturiones de diamante ,

 

Esturiones albinos.

                                   

.

Espátulas americanas (American Paddlefish-Polyodon spathula .

Y como ya era hora de comer, a las 13:30 salimos del recinto por la puerta de los expositores y compradores que llevaban los sacos de pienso recién comprados hacia el coche.

Fuimos al restaurante Brasserie Alt Arce que nos habían recomendado, al lado del río Maas. (Plato único, algunos iban acompañados por tres platos más de complemento al principal y con bebida). No había mucha gente a diferencia del viernes que estaba lleno, había algún expositor comiendo al lado nuestro.

             

Terraza del restaurante frente al río Maas por donde pasaban las barcazas.

Dejamos para la tarde la visita de los kois que participaban en el concurso con la esperanza que ya estuvieran asignados los premios y hacer las compras.

A las 16:00 nos acercamos con el coche hasta el límite del pueblo con el castillo de Arcen, el termómetro del coche marcaba una temperatura de 34º.

Entramos por la puerta principal, enseñamos el dorso de las manos con el sello azul del koi y nos dirigimos a ver los estanques que contenían los kois destinados al concurso.

 

Gran Campeón B propiedad de Johnny Lievens, ochiba chigure ginring de 76 cm. Hembra.

 

Supreme Champion propiedad de Harry van der Hout

 

              Gran campeón A Gran Campeón propiedad de Jean Hoorne

Fotografías de otros ejemplares de mayor tamaño, el sábado por la tarde aun no habían terminado de dar los ganadores de las categorías inferiores. La calidad de las fotografías no es muy buena (no podía esperar que posaran para la fotografía, el sol quemaba).

 

 

 

 

 

 

 

 

Después nos dirigimos ha comprar una linterna de piedra artificial, nos la acercaron a la salida del aparcamiento con un carro y me fui a buscar el coche, la cargamos en el maletero y volvimos a aparcar el vehiculo a la entrada del pueblo.

Volvimos a entrar en el recinto del certamen por la puerta principal ya no quedaba nadie en la taquilla o la puerta para comprobar si habíamos pagado, en el interior ya quedaban pocos visitantes solo los expositores con cara de cansados.

Nos dirigimos a la zona de los estands de pienso para kois y entablamos conversación con una señora (hay que decir puso mucho de su parte por mi bajísimo nivel de inglés), que representaba una fabrica de piensos alemana koifutter24, situada en la población deBerkenthin, al lado de Hamburgo (cerca de Dinamarca).

Le compramos un saco de pienso Koi All Round de 3 mm compuesto por tres ingredientes mezcla enriquecida con pigmentos espirulina y pimentón de 5 Kg.(Composición: trigo, harina de soja, maíz, gluten de maíz, harina de pescado, gluten de trigo, aceite de pescado, germen de trigo, espirulina, proteína concentrada). (De momento a los kois les ha gustado).

Pusimos el saco dentro de la mochilla y nos fuimos a visitar el jardín del castillo de Arcen, es tan grande que contiene diversos estilos de jardín.

Espero que os haya gustado este reportaje, como a nosotros nos gusto poderlo ver y vivir.